sábado, 27 de octubre de 2007

El faltón

Más de uno de mis lectores ya me ha comentado que para cuando tendría listo el listado de insultos coreano con su correspondiente transcripción fonética al castellano. Si bien no dudo que este compendio podría ser de máxima utilidad para muchos de vosotros, he de señalar que en Korea la gama de improperios es relativamente escasa, y por tanto, esta labor carecería de mucho sentido. Los coreanos son extremadamente correctos, y no han desarrollado la ciencia del faltar como se ha hecho en España. Si bien es cierto que cualquier lenguaje siempre brinda infinitas posibilidades, y que la combinación de "maternidad" y "meretriz " en una misma frase suele provocar casi idénticas reacciones en todos los pueblos, el coreano no ha hecho del insulto un modo de vida, y la creatividad en este sentido brilla por su ausencia.

Como ejemplo os aporto la traducción (aproximada) de un insulto que en este momento está en liza, que podría ser el equivalente a nuestro tierno y clásico "rebota, rebota y en tu culo explota", que desgraciadamente ha quedado tan demodée España.

Esto por supuesto no quiere decir que cuando les molestes no reaccionen. De hecho, es muy probable que en ese caso, se limiten a darte repetidas patadas de taekwondo en bazo, cara y glotis, sin decirte nada. Como mencioné antes, los coreanos son muy educados, y si te tienen que dar una paliza, te la dan muy cortesmente.





2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Gusa!!

Soy tu primo Kiko, aquel al que admirabas por su exítosa carrera deportiva....... ;)

Ya veo que cada día allí es una aventura nueva y me alegro. Por aquí todo sigue un poco igual; el barrio sigue siendo liderado por farmacias, peluquerías y tiendas de alimentación. Y como todo no va a cambiar, voy a ir a otro concierto de Fito. En esta ocasión, es el 30 de diciembre y es fin de gira - te gustaría venir? Es en el Palacio de los Deportes así que podríamos ir dando un paseo desde casa.

Ya me dirás!!

Yo, Juan Cardona y César Millán te echamos de menos.

Bs

Fernando dijo...

Bueno, me gusta que por fin te hayas decidido a estudiar los improperios que sueltan los "ojos rasgados". Estoy yo empecinado en conocer esos vocablos porque seguramente sean tan graciosos al traducirlos que me sirvan de chascarrillo para contar durante un par de semanas.
Venga, al lío!!