viernes, 23 de noviembre de 2007

Calvos

Acabo de llegar a casa empapado. Me ha sorprendido una tormenta espectacular con truenos y relámpagos incluídos. Esta mañana hacía un sol radiante y acertadamente saqué el pesado microparaguas de la mochila. Escribo estas líneas con las enaguas aún empapadas.

Odio la lluvia. Como ya comenté en un post reciente, mis orígenes de secano han marcado con intensidad este aspecto. Además, soy calvo. Los calvos odiamos la lluvia doblemente; somos misóginos del chaparrón, y enemigos íntimos del chirimiri. No existe nada peor que una precipitación a destiempo. El agua saca lo peor de nosotros, poniendo al descubierto los cartones más insospechados...

En Corea no se llevan los calvos. O bien son amigos del bisoñé, o bien son una raza superior; pero el caso es que es difícil encontrar coreanos calvos vivos. Como quiero pasar desapercibido entre la población local cuan Anasagasti oriental, me he comprado un par de gorritos y una gorra muy "fashion". De esta manera, no hay inclemencia temporal que me sorprenda.

¿Y vosotros, queridos amigos calvos lectores? ¿Qué haceis para taparos el cartón? Esta es la sección hecha por y para calvos. Manifestaos.



9 comentarios:

Fernando Calle dijo...

Yo como soy calvo al más puro estilo Zidane casi no me mojo el cartón, me cibren los pelos circundantes!!
Lo de llevar paragüas es el mayor engorro que existe así que lo suelo dejar en casa y mojarme un poquito.

Antonio Campos Méndez dijo...

Yo ya me estoy asustando, pues le estoy viendo a mi padre y cada vez tiene menos pelo, como mi abuelo... siempre quedará el viejo truco de raparse la cabeza y parecer el calvo de la lotería

Miss Brightside dijo...

Tío, yo no te recuerdo calvo en absoluto....igual se te está cayendo el pelo allí? Pon una foto de tu cartón, que no me lo creo¡¡¡
en cualquier caso, aunque calva no soy, soy tb de secano y comparto ese odio irracional hacia la lluvia y los paraguas. Y, para mi desgracia, a pesar de estar en Brasil, me toca aguantar bastante....
Por cierto, pon una

Alberto dijo...

Pues yo que si que soy calvo, de secano y en tierra de lluvias me cubro como puedo... Con un par de gorras revolucionarias que aqui están muy bien vistas y para el inminente frio invernal tengo un gorro con visera muy molón que a buen seguro mantendrá mi incipiente calva a salvo de cualquier inclemencia del tiempo.

Anónimo dijo...

Esa gorrita tan fashion,seguro que le viene bien a tu abuelo,tan amigo de llevar su cabeza cubierta.Si te acuerdas,le traes una,verás qué contento se pone.

Superfruto dijo...

Frutino,

Si te pones un gorro Robledano, seguro que estarás más calentito. Además, así podrás promocionar la Comarca del Rebollar por las antípodas

Alberto dijo...

La verdad es que la calvicie es una putada. Sigo investigando para combatirla. Uno de mis últimos descubrimientos se trata de proyectarse poliuretano en la cabeza. Apenas 0,5cms de espesor y consigues una tupida cabellera. Después se pinta con un par de manos de titanlux en el color que se desea y listo. Además te asila del frío y la humedad. Lo malo es que parece la peluca de un personaje de cómic. Como aquel programa de niños en el que los presentadores llevaban pelucones de escayola...
Mientras tanto una recomendación: indaga a ver qué champú usan por alli. Seguro que algún componente de refuerzo capilar secreto le meten a la fórmula del H&S...

Alex dijo...

El caso es que tiempo atrás estaba muy de moda echarse betún xa tapar el color carne del cartón cuando la densidad capilar era baja. Supongo que el poliuretano ese será una versión moderna. Lo probaré, espero que no deje resíduos...

Fer dijo...

Llevalo con honra joder!!!! no seas cagon.

Ser un anasagasti es lo peor que te puede pasar, no conozco a nadie que no le de asco verle con esos pelos.

Creo que hace años que si quiere sexo tiene que pagar por el pq hasta su mujer le repudia.