lunes, 12 de noviembre de 2007

Magister

Estos tres primeros meses de mi estancia en Corea he vuelto a ser estudiante de nuevo. Estudiante de Coreano, pero estudiante al fin y al cabo. El curso intensivo de idioma que estamos recibiendo no dista mucho de la universidad: clases todas las mañanas de nueve a una, deberes y exámenes. Las clases están integradas por gente de las más variadas nacionalidades, conformándose grupos de lo más heterogéneos. En mi clase, aparte de mí, hay varios chinos, dos árabes, una tailandesa, un inglés, un par de americanos, un suizo, una kazaja e incluso un mongol (de Mongolia).

Se quejan mis padres (ambos profesores) del actual panorama educativo español, y especialmente de las generaciones de estudiantes que van llegando, cada vez más asilvestradas, embrutecidas e irrespetuosas. Sin embargo, he podido comprobar que éste no es únicamente un fenómeno ibérico.

Nunca he sido partidario de la vieja escuela del reglazo educativo, pero por favor, observen con lo que tiene que lidiar mi pobre profesora coreana a diario. El que no está dormido o eructando está jugando al ordenador, o si no cantando o haciendo fotos en clase...Un panorama desolador, desde luego. Esto con Franco no pasaba.


5 comentarios:

missbrightside dijo...

con franco....éramos todos más jóvenes ;-P

nuri dijo...

y tu a qué te dedicas en las clases aparte de las fotos??? pq en clase de chino éramos ejemplares, todo hay q decirlo,jejejjee.
un besito y ánimooo

Fer dijo...

Joer Alex, ya hablas como un abuelo poseedor de milenaria sabiduría oriental!!
Acabarás con los ojos rasgados???
Un saludo

Anónimo dijo...

q fuerrrrte!!! esa foto es del KLI de Yonsei Univ.!!!! yo estuve allí en el 2006 y me dijeron que era la única de España (mis papis son cores) una pena no haber coincidido...

Anónimo dijo...

q fuerrrrte!!! esa foto es del KLI de Yonsei Univ.!!!! yo estuve allí en el 2006 y me dijeron que era la única de España (mis papis son cores) una pena no haber coincidido...